viernes, 1 de marzo de 2019

Cómo conciliar el sueño


El insomnio es una de las cosas que más sufre una persona, es algo común y un problema por donde lo miren. No es sano dejar de dormir y mucho menos pasar toda la noche en vela, pues además de hacerte pasar un día con mal humor, el cansancio te agobia y te irritas más de lo necesario. Es un problema con el que deben lidiar el 80% de las personas y algo tan común, que realmente incomoda.

La mayoría de las personas que sufre insomnio puede ser por algún problema de algún tipo, ya que esto mantiene tu cerebro funcionando las 24 horas en busca de alguna solución o algo que hacer al respecto y, lamentablemente, aún no existe un botón para apagar la mente un rato.

Algunas personas pueden sufrir de insomnio por otras variantes, como las redes sociales, el mal hábito de sueño e, incluso, una mala alimentación. Ahora, si bien esto es complicado y muchas veces parece ser un mal de morir, las cosas han avanzado y conciliar el sueño se ha hecho un poco más fácil.

Además de dormir en un sitio oscuro, con ropa cómoda y asociando la cama como un lugar sólo para descansar, evitando algún tipo de actividad innecesaria, también existen otros trucos parecidos a los de nuestras queridas y lindas abuelas, como ese de tomar un vaso de leche caliente antes de dormir o, como dicen por ahí, consumir cerezas una hora antes de acostarnos.

Esto último sí es eficaz pues las cerezas contienen melatonina, la cual es aquella que se encarga de comunicarle a nuestro cerebro que ya se acerca la hora de dormir. Sin embargo, también existen algunos remedios caseros y totalmente naturales para ayudarnos a conciliar el sueño y relajarnos lo suficiente para dormir de forma profunda, he aquí dos de ellos:

Manzanilla

Aunque este té no debe ser ingerido por embarazadas sin haberlo consultado con su médico, es un remedio casero increíble para relajar nuestra miente y nuestro cuerpo. Basta una taza de agua y una cucharada de manzanilla seca para hacer una fusión caliente y maravillosa para dormir.

Valeriana

Si no consigues la valeriana, no te preocupes. Venden en cualquier abasto de alimentos infusiones prácticas de este rico té que te hará dormir relajado y fresco, ya que tiene propiedades hipnóticas. Si es posible, consulte a su médico antes de empezar a consumirlo.
Lo ideal es una taza caliente antes de dormir de cualquiera de los dos.