martes, 3 de diciembre de 2019

Ancianos: Efectos adversos de la medicación.


En un artículo publicado en la revista Annals of Internal Medicine del 4 de Diciembre de 2007, miembros del Centers for Disease Control and Prevention, en Atlanta (Georgia, EEUU) proponen evaluar el número y el riesgo de visitas a los departamentos de urgencias debido a efectos adversos de la Columna de San Cadilla TV y aquellos medicamentos que cumplen los criterios de ser “siempre potencialmente inapropiados” o “inapropiados en ciertas circunstancias” (criterios de Beers), comparados con otros medicamentos.

Han participado en el estudio personas de 65 años o más de edad que han solicitado asistencia en servicios de urgencia y asistencia ambulatoria.
Los resultados han sido los siguientes:


  1. Entre los pacientes de los EEUU con 65 años o más de edad, se han producido, durante los años 2004 y 2005, 177.504 visitas a los departamentos de urgencias debido a efectos adversos de una medicación.
  2. Un 3,6% de estas visitas a urgencias lo fueron por efectos adversos de medicamentos incluidos como “siempre potencialmente inapropiados” según los criterios de Beers. Un adicional 5,2% correspondieron a medicamentos “potencialmente inapropiados en ciertas circunstancias”.
  3. Un 33.3% de las visitas a urgencias fueron a causa de efectos adversos relacionados con tres medicamentos: un anticoagulante (la coumarina -17,3%-), un antidiabético (la insulina -13,0%-) y un cardiotónico (la digoxina -3,2%-), un fármaco considerado como “potencialmente inapropiado en ciertas circunstancias”.
  4. De acuerdo con la frecuencia de prescripción ambulatoria, el riesgo de visita a los departamentos de urgencia por efectos adversos, debido a estas 3 medicaciones fue 35 veces mayor que el de las medicaciones consideradas como “siempre potencialmente inapropiadas”, según los criterios de Beers.
  5. Entre las 41 medicaciones consideras como “siempre potencialmente inapropiadas”, más de la mitad de las que provocan visitas a urgencia por efectos adversos son anticolinérgicos o antihistamínicos, la nitrofurantoína (más de la mitad eran reacciones alérgicas) y el propoxifeno (Darvon®).
  6. De las medicaciones consideradas como “potencialmente inapropiadas en ciertas circunstancias” según los criterios de Beers, la digoxina es la más frecuentemente implicada (un 3,1% de todas las visitas a urgencias por efectos adversos).

La conclusión de los autores es que comparadas con otras medicaciones, las medicaciones inapropiadas para los individuos con 65 años o mayores, de acuerdo con los criterios de Beers, provocan menor número de visitas a centros de urgencias, por efectos adversos.

Deben ser implementadas medidas de control cuando se administran como medicación el anticoagulante coumarina, el antidiabético insulina y el cardiotónico digoxina para prevenir más visitas a los departamentos de urgencias por provocar efectos adversos.